martes, 25 de julio de 2017

ENTIDAD 27 / BENJAMÍN DUEÑAS AZCONA / ELECCIONES 2018; CRISIS DESPUÉS DE LOS ACUERDOS: LO QUE VIENE / Columna / Miér Jul 26

ENTIDAD 27

BENJAMÍN DUEÑAS AZCONA
Foto: Redes Sociales

ELECCIONES 2018; CRISIS DESPUÉS DE LOS ACUERDOS: LO QUE VIENE


Sin duda todo caminaba miel sobre hojuelas, destacando como siempre, ahora y en las recientes pasadas elecciones presidenciales, un Andrés Manuel López Obrador en la cúspide de las preferencias electorales -según mediciones de grupos o diarios de circulación nacional- en su momento montado en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), y hoy en su franquicia familiar, el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).

Lo mismo se escuchaba decir hasta el cansancio de lo que serían las elecciones en el Estado de México en donde MORENA arrebataría al Partido Revolucionario Institucional (PRI) su preciada joya en el territorio nacional. Pasados estos acontecimientos no fue así… pero MORENA resultó con muy buenos números y AMLO fortalecido y nuevos aires en ruta a la elección presidencial en el 2018, pues alcanzaron el segundo lugar con menos de 200 mil votos de desventaja. Pero… el PRI no estaba muerto.

A la par de estas elecciones, Edomex, Coahuila, Nayarit y las locales en Veracruz, se percibía la construcción de aparentes sólidos acuerdos, en el que en medios nacionales destacados cuadros de los partidos políticos, daban aliento a la apertura de alianzas partidistas para enfrentar el año electoral 2018, y de alguna manera se daba por hecho el que el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el Partido Nueva Alianza (PANAL), y el PRD, se conjuntaban para participar con candidato común para enfrentar al PRI al igual que a MORENA en las urnas electorales en el 2018.

Pesaba de igual modo, el supuesto rompimiento del Poder Central con el Gobernador de Chiapas, Manuel Velazco Coello, con lo que el PVEM se reducía a su fortaleza propia en Quintana Roo (la alcaldía de Cancún) y Tabasco con su fracción parlamentaria local con Pico Madrazo Rojas al frente, apoderada del 14 por ciento de los espacios de las curules de esa Cámara de Diputados – era el 17 por ciento pero la traición de una plurinominal de ese partido y a los votantes verdes, decidió integrar la bancada perredista, dueños estos del Poder Legislativo en Tabasco-.

Pero… acontecimientos recientes hacen virar repentinamente lo que se suponía que dos más dos daba cuatro, pues igual se percibía ya en la Entidad 27 de la los Estados Unidos Mexicanos, que era un hecho el que el PVEM y el PRD caminaban juntos en ruta a la elección a la gubernatura igual en el año 2018, aunado a que el exgobernador y hoy día Coordinador de la Fracción del PRI en el Congreso Local, Manuel Andrade Díaz, se cansó de insistir que el PRI Tabasco no haría alianza con el PVEM… aunque por salud política ni al mismo PVEM en su innegable crecimiento en Tabasco –es la tercera fuerza electoral superando a MORENA-, le conviene ir en alianza respaldando al PRI, pues incluso sólo puede seguir creciendo y mucho en el hoy territorio Núñez.

Lo anterior porque la frialdad del poder central con el gobernante chiapaneco, encontró amnesia y hoy día eso quedó en el olvido, con lo que Chiapas, cedido por el PRI en la anterior contienda presidencial en el reparto de espacios a su aliado verde junto con dos Senadurías, una de estas para un tabasqueño, Humberto Mayans Canabal, quien ni calentó la curúl y retornó de inmediato luego de tomar posesión, al PRI y la bancada del tricolor en el Senado. Con lo que el PVEM está fuerte en Chiapas, Tabasco, Quintana Roo e incluso en Veracruz con sus recientes 190 mil votos obtenidos en el proceso estatal electoral de junio pasado. A ello se agrega al condimento explosivo en el tejemaneje político partidista, el que el pasado fin de semana el zacatecano y Senador de la República, Carlos Puente Sala, mandamás nacional pevemista, alzó la mano y se destapa aspirando a la candidatura a la Presidencia de la República éste 2018.

Esa abierta manifestación de Carlos Puente, tira por la borda lo ya andado en la construcción de la alianza con azules y amarillos en lo federal… y que de igual modo afectará en lo local, no en Chiapas, pero si en Tabasco, Quintana Roo y Veracruz, pues el trompo del verde está más que vivo, latente para caminar solos en ruta a la presidencial y a las gubernaturas en esas entidades en el 2018, pero igual el contundente mensaje verde, nos lleva a que vuelve a estar latente la posible alianza nacional con el PRI y en la que el PVEM, así como resultó favorecido cinco años atrás como abanderado en Chiapas en esa alianza, ahora surja encabezando en igual tenor, el mismo estado de Chiapas, pero igual en Veracruz, Tabasco y Quintana Roo.

Lo aquí escrito, encuentra sustento igual en los recientes posicionamientos de la nueva corriente crítica al interior del PRI nacional misma que se aglutina en torno a un centenar de liderazgos, exigiendo a su partido evitar que en la próxima Asamblea Nacional del PRI se retire la cláusula que obliga a tener una militancia de cuando menos diez años a quien contienda para ser candidato del PRI a la Presidencia de la República. A la cabeza de éste movimiento destacan la yucateca Ivonne Ortega Pacheco; el sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera; el defeño Francisco Rojas Gutiérrez;  el chiapaneco César Augusto Santiago Ramírez; el oaxaqueño Ulises Ruiz Ortíz y el sonorense José Encarnación Alfaro Cázares.

El mensaje de la corriente crítica tricolor no lleva jiribilla, va directa y contundente en contra de dos personajes centrales en la ruta presidencial del tricolor, el joven defeño de quien en este espacio hace ya casi un año se le ha mencionado como posible presidencial, nacido en 1969 José Antonio Meade Kuribreña, y el otro defeño nacido en 1968 Luis Videgaray Caso, el primero pudiera decirse “simpatizante” tricolor pero no militante, y el segundo con un único cargo de elección sobre sí, diputado plurinominal, y en los tiempos corriendo en los estatutos del PRI, con apenas nueve años de militancia.

El choque de trenes en el partidazo ha sido frontal, pues los corrientes críticos se abrieron sin reparo alguno y desde adentro reciben contestación al respecto, lo que tensa aún más ésta situación, pero pone en el borde del precipicio los acuerdos tejidos, al arremeter César Camacho Quiroz declarando lo positivo que el PRI lleve como candidato presidencial en el 2018 a un “simpatizante”, lo que sumado a la nada propositiva y conciliadora declaración del hasta éste momento totalmente desconocido Arturo Zamora Jiménez, jalisciense Senador de la República y dirigente nacional de la CNOP, quien calificado por el priísmo como “lorito”, se lanzó al ruedo asentando que los de la corriente crítica son “políticos de café” puntualizando, que las palabras de estos priístas provenían de la “frustración”. Penosas contestación y posicionamiento en estos momentos al interior del tricolor.

Pero si lo anterior para el tricolor es deprimente en su futuro panorama, para el PVEM es todo lo contrario, por ello quizá el intempestivo destape de Carlos Puente, que de confirmarse ésta prospectiva, los realmente dañados serán el PAN y el PRD. Pareciera ser que el asunto va en serio, que el forcejeo abierto en el tricolor encuentra sus caminos de solución pero a costa de un mayor reparto de posiciones para los de la corriente crítica, lo mismo que para los poderosos industriales tricolores varones del norte, mismos que se sabe traen en la mira a Enrique Ochoa Reza, luego del pésimo trabajo realizado, pues en comparación con Manlio Fabio Beltrones, quien el año pasado con todo y perdiendo gubernaturas, dejó al tricolor como primera fuerza partidista en la suma de resultados en donde hubieron elecciones, el decepcionante Enrique Ochoa al frente del PRI, pierde con todo y que ganó,  tan solo en el Edomex, un millón de votantes.

Si la naciente corriente crítica tiene al PRI nacional en terapia intensiva, qué va a pasar cuándo los poderosos tricolores de Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y Sonora soliciten y exijan a falta de resultados favorables y para no arriesgar, el comité nacional tricolor. Estos están en lo suyo, prueba de ello es que el nacido en Delicias, Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas, en funciones como Director General del ISSSTE y enlace con Tabasco en el esquema del gobierno federal, convocó a Roberto Madrazo Pintado a asistir a conclave priísta el pasado fin de semana en Villahermosa, obviamente para definir y estructurar estrategias en ruta a la elección presidencial, pero igual en lo de la elección a la gubernatura.

Lo interesante no fue en sí la reunión a puerta cerrada entre exgobernadores y prominentes cuadros del PRI Tabasco con los enviados del comité nacional tricolor, sino el que pasó al término de ésta, concretamente al retirarse el dirigente estatal, Gustavo de la Torre Zurita, quién invitó a que lo acompañaran en su camioneta el excandidato presidencial Roberto Madrazo y Florizel Medina Pereznieto, sumándose a éste trio posteriormente un cuarto personaje. Ese cruce de instrucciones debió ser más que interesante, trascendental para el futuro del tricolor y político de Tabasco. Se dice que se tejió la unidad priísta local y la suma del tricolor a otros partidos políticos en territorio choco para enfrentar con éxito la contienda a la gubernatura dentro de doce meses.

El caso es que el destape en su momento por Carlos Puente de Pico Madrazo como la carta fuerte a candidato del PVEM a la gubernatura de Tabasco, después de lo de la corriente crítica nacional del PRI la semana pasada; el regreso del PVEM a su aspiración presidencial a través de Puente Sala, con lo que marca su cruz y raya con posibles pactos ya caminados en vertientes adversas al PRI; y más que el conclave tricolor en Villahermosa, la charla en petit comité posterior a esa reunión, ponen al PVEM en Tabasco con un pie en la candidatura a la gubernatura, aliados con el PRI y posiblemente dos partidos políticos más. Igual que en Chiapas, así como en Quintana Roo o Veracruz el año entrante.

De Salida

El forcejeo en el PRI Nacional demasiado fuerte... *** José Antonio Meade se espera sea el candidato y al final todos unidos... pero además contentos. *** Veracruz y Quintana Roo van a elecciones de gobernador una vez más en 2018. *** Diuuu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario