miércoles, 21 de junio de 2017

La perturbadora teoría que afirma que el Universo podría acabar en cualquier momento / Miér Ju 21

El Universo llegará a su fin. La expansión que comenzó con el Big Bang llegará a su última etapa cuando finalmente se haga tan enorme que la materia no podrá mantenerse junta creando energía, manteniendo los elementos que existen en el cosmos. Esto causará que todo se congele y nada más suceda: eso se creía hasta hace algunos años y aún continúa siendo la teoría más plausible sobre el fin de la vida en este plano. Otra idea, que afirma que el Universo comenzará a contraerse después de su punto máximo de expansión, también ha sido analizada. Sin embargo, una nueva teoría surgió hace más de 15 años y es aún más atemorizante que las anteriores.
En 1998 dos equipos de astrofísicos anunciaron que, en efecto, la primera teoría mencionada era el inminente destino del Universo: se expandirá hasta que no quede nada, tal como menciona una investigación de la BBC. Sin embargo, ese no es el único riesgo que existe. Los científicos comprobaron la aceleración de la expansión del Universo después de descubrir una nueva especie de energía que podría acabar con el cosmos de un momento a otro. Llamada “energía oscura”, se considera diferente a cualquier otro tipo de elemento y hace que los componentes se separen y representa el 70 % de lo que existe en el Universo. 

Lo atermorizante es que esa energía oscura, súbitamente puede tomar una especie de supervelocidad, lo que le permitiría arrasar con todo lo que existe dentro del cosmos de un momento a otro sin que nosotros nos demos cuenta.

Big Crunch alternativo

Es posible que en este mismo momento la materia oscura haya comenzado a expandir aún más el Universo. El Doctor Jens Frederik Colding Krog del Centro de Cosmología y Fenomenología de Física de Partículas, al igual que otros expertos, afirma que podrían existir vacíos de energía que contengan el mínimo; ese tipo de elementos puede multiplicar y acelerar el funcionamiento de la energía oscura, dándole la oportunidad de comenzar a “alimentarse” de todo a su alrededor. El artículo citado de la BBC utiliza una metáfora que compara el fenómeno con un cubo de hielo enfriando un vaso de agua: el cubo es la materia negra en contacto con el vacío y eventualmente causará que el resto del vaso se enfríe (o en el caso del Universo, que se congele). Esta idea empata con distintas teorías como la del Big Freeze o el Big Crunch, sin embargo, no se sabe cómo sucederá realmente.
El Dr. Colding sugiere que incluso ese proceso pudo haber comenzado en alguna parte del Universo. Quizá tarde miles de millones de años, pero también es posible que el proceso nos tome por sorpresa. La materia podría viajar tan rápido que el sistema solar quedaría sin vida, ni movimiento (e incluso se especula que la materia no podrá sostenerse por sí misma) y todo quedará en silencio.
La expansión que provoca la materia negra podría causar un eterno vacío en el que ningún átomo pueda sostenerse, quizá haga que se congele el cosmos (como afirma la teoría del Big Freeze) o podría ser un Big Crunch alternativo que suspenda toda la materia y comience a contraerse, aunque con la presencia de la materia oscura, sería imposible que la vida –como la conocemos– sea sostenible.

¿Nos debería importar?

No realmente. Si sucede, simplemente pasará y no lo notaremos. Si no, tendremos suerte. No hay algo que podamos hacer contra la destrucción del Universo, sería imposible sobrevivir. Existen más bacterias dentro de nuestro cuerpo que humanos en el cosmos. Una vez que una persona muere, todos los seres que vivían en ese sistema perecerán con él. Lo mismo sucedería si de pronto el Universo deja de existir. No habría más. Es un escenario que parece de ciencia ficción, pero podría hacerse realidad en cualquier segundo.
Pensar en el destino o en el significado del Universo puede causar crisis existenciales. Es perturbador saber que no hay nada que se pueda hacer si de pronto todo a nuestro alrededor desaparece. Muchas veces olvidamos que sólo somos criaturas en un planeta, en un sistema que no entendemos por completo y nuestro destino es tan incierto que es imposible saber en qué momento acabará todo. Así de atemorizante y maravilloso es el cosmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario