jueves, 7 de junio de 2018

ARMAGEDÓN / Alfredo A. Calderón Cámara / Honestidad y transparencia… / Columna / Jue Ju 07

Armagedón
“Para que vivamos en toda piedad y honestidad...
1ª de Timoteo 2:2
Honestidad y transparencia…
Alfredo A. Calderón Cámara

Al darse cita para refrendar el testimonio público, de los fines de aprendizaje en las materias de Introducción a la Administración de Proyectos, así como de Ética y Valores alcanzados por parte de un grupo de servidores públicos, tocó al Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura Jorge Javier Priego Solís hilar y dictar unas palabras como muestra directa de la mejoría en el servicio a la sociedad de Tabasco; por ello, dijo: “La actuación del Estado debe ser congruente, coherente, leal, de buena fe, no se trata solo de obedecer las leyes, o de hacer leyes, en estos tiempos de redes sociales no se puede ni es correcto tratar de engañar a la ciudadanía intentando presentar las cosas desde otra perspectiva, hay que ser transparentes, explicar de frente los porqués, las y los ciudadanos tienen el derecho de saber cómo actúan sus autoridades y cuáles son los motivos que tienen para actuar de una u otra manera”.  

Evidente es que se trató de un mensaje lleno de sólidos argumentos que ubican las herramientas de la política al servicio del Estado donde el diálogo y la convergencia de ideas sea lo que se pretenda solicitar y que correspondan para arreglar los problemas de justicia, desigualdad y pobreza, de cerrar la brecha que existe por años en los distintos status sociales de una sociedad que como lo explica con plena autonomía el Poder Judicial; en el entendido que si se ubica Tabasco entre los mejores en organizar y administrar los recursos, más y mejores serán los resultados de tener gente cien por ciento profesional en los cargos para acercarse al sentimiento popular que responda a las necesidades que den cuenta de la importancia de administrar los recursos públicos sin que haya desorden, combatiendo la corrupción que tanto daño ha hecho.

Es evidente que para el Magistrado Presidente, todos y cada uno de los servidores públicos que recibieron sus diplomas, es de suma importancia el capacitarse para servir y servir con mayor capacidad, que hay que recuperar la confianza y esta se recupera cuando se habla con la verdad, cuando se escucha al pueblo y se trabaja juntos y en armonía para superar los rezagos sociales; por ello fue categórico al decir: “De esto, debemos comprender que el respeto a la dignidad humana es la obligación primaria del Estado, significa que este tiene la obligación de hacer todo lo que se encuentre en sus manos, para efectos de crear un contexto mejor para sus ciudadanos, uno en el que puedan prosperar, y alcanzar el desarrollo pleno de su personalidad”.

La apertura a la capacitación, a los avances de la modernidad en los esquemas de nivel, muestra que para el fomentador de todas estas directrices como es el gobernador Núñez Jiménez, el titular del Poder Judicial hizo el reconocimiento público al ubicar: “Esta es una bandera que se ha elevado en Tabasco, desde el inicio de la administración de nuestro gobernador Arturo Núñez Jiménez, quien con prontitud al cambio, implementó mecanismos de racionalización de recursos, planeación y priorización de actividades efectivas y necesarias, no de relumbrón sino de verdadera satisfacción a las necesidades sociales, es así como se demuestra verdadero profesionalismo, honestidad, eficacia y transparencia”. Una vez más Núñez Jiménez demuestra que en Tabasco se practica una política sin distinciones de ningún tipo, misma que sigue generando el espacio para incluir y sumar la inteligencia, las voluntades de todos los que quieren sacar adelante a Tabasco.

Y remató Priego Solís en un discurso que no tiene desperdicio en un mensaje que Tabasco necesita revisar con detenimiento: “nuestra satisfacción en cada trámite, en cada servicio prestado, en cada actuación transparente es nuestro mejor pago, ser servidor público requiere esfuerzo, dedicación, disciplina, conciencia del papel en el que se actúa, no a título particular, sino a nombre del Estado. Por todo ello, la mejor ética que podemos ofrecer en la administración pública es la honestidad en nuestros actos, en nuestras intenciones y sobre todo en la firme voluntad de ser transparentes en todo lo que hacemos”. En pocas palabras, las evidencias muestran que en Tabasco se trabaja con honestidad y transparencia…

EL SEPTIMO SELLO
Anote, en Tabasco hay control político, revise que seis años casi ajusta Arturo Núñez de una política que no es el enfrentamiento, el encono y la violencia…

LA SEPTIMA TROMPETA

De cara a las elecciones se necesita seguir construyendo un clima de paz en Tabasco donde todos tengan voz y voto al ir a las urnas. También puede revisar esta columna en el portalhttp://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.

No hay comentarios:

Publicar un comentario