miércoles, 28 de junio de 2017

TABASCO POLÍTICO / José Luis Gutiérrez Gutiérrez / APARENTEMENTE, EN MORENA NO HAY “TOS” / Columna / Miér Ju 28

TABASCO POLÍTICO

                                                                       José Luis Gutiérrez Gutiérrez
                                                                       jlggutierrez@hotmail.com

APARENTEMENTE, EN MORENA NO HAY “TOS”

            Mientras en el PRI y PRD desahogan la margarita, más en el partido del Sol Azteca en donde el resultado de la última encuesta tomó un giro muy interesante, pues hubo rotación de aspirantes, en Morena todo es Amor y Paz.
            Fue la impresión que dejaron en la opinión pública tras las oportunas declaraciones de Adán Augusto López Hernández, Evaristo Hernández Cruz y Javier May Rodríguez, aunque en la real política, quien sabe, pues esto no acaba hasta que acaba, como dice el dicho.
            Si la cinta de largometraje es así como públicamente la platearon los personajes en cuestión, pues el partido deAndrés Manuel López Obrador ya tiene candidato a la gubernatura, a la alcaldía de Centro y para la senaduría. Si no…tarde o temprano, júrelo usted, saldrán a la superficie la disputa por las candidaturas más importante.
            Porque todo puede ser un amago político acordado, como los que acostumbran en el PRI y en el PRD, para que las diferencias internas no salgan a la superficie, a la intemperie.
          Tengo mis reservas de que todo marche a pedir de boca, casi casi a la perfección.
            Evaristo Hernández Cruz no es de los políticos que ceja fácilmente en su empeño. Cuando se propone algo, no baja los brazos de la noche a la mañana. Es más terco que una mula. Está acostumbrado a remar contra corriente, y más si sabe que López Obrador dejó una pequeña rendija por donde colarse. 
            Vuelvo a insistir, si yo fuera Adán Augusto López Hernández tomaría todas las precauciones del caso. Ahora si ya el mascupanense repartió las rebanadas, cualitativa y cuantitativamente más sustanciales del pastel, pues no tiene de que preocuparse. Puede dormir tranquilo.
            Si la película no sufre ningún cambió de última hora y se exhibe, tal y como fue filmada, el PRI, pero sobre todo el PRD, tiene motivos de fondo para preocuparse.
            Mientras Adán Augusto López Hernández va negociando y haciendo compromisos en calidad de dirigente y virtual candidato a la gubernatura, sus posibles adversarios están haciendo compromisos desde su jerarquía política de aspirantes.   
            Sean peras o manzanas, la cuestión es que López Hernández lleva, desde esta óptica, ventajas sobre los demás aspirantes.
             Y si los escenarios políticos internos se llegan a complicar en el PRI y en el PRD, como desde ahora se prevé, muchos más en el partido negro y amarillo por la cantidad de aspirantes que hay, el senador con licencia llevará todas las de ganar.
            El que priistas y perredistas se estén pasando abierta o sigilosamente a Morena, no es porque estén locos, ni nada por el estilo, sino porque están segurísimos no solo del famoso efecto electoral “andresmanuelista” y de que domésticamente sus ex partidos no van a salir bien librados del desgastante proceso sucesorio en el que están involucrados.
            Siempre y cuando en Morena no haya sido toda una simulación a la que tan proclives son nuestros políticos.
            Les encanta la faramalla, al grado tal que algunos hasta maestrías y doctorado tienen en la materia.
            Les fascina darse por debajo de la mesa: golpes bajos. Es de las asignaturas que aprueban sin necesidad de examen.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”
(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)
           
            Mezquino, ruin y patético lo acontecido en redes sociales en el sonadísimo caso de la artista Dora María Pérez Vidal, “La Chaparrita de Oro”.
            Demasiada e innecesaria crueldad, y más tratándose de una señora de la tercera edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario