miércoles, 28 de junio de 2017

Judíos ortodoxos asilados en Unión Juárez / Miér Ju 28

Darinel Zacarías/ Diario de Chiapas
Unión Juárez es un gélido municipio, ubicado a 45 kilómetros de Tapachula y enclavado bajo las faldas del majestuoso volcán Tacaná, llegaron precisamente a buscar asilo más de dos centenares de judíos ortodoxos.

Son provenientes de una comunidad judía denominada Lev Tahor y según datos estadísticos, hace tres años fueron expulsados de Sololá Guatemala y anteriormente de Quebec, Canadá.

El justificante de haber sido expulsados es, sólo incertidumbre y posible intromisión ideológica de usos y costumbres. Según el clérigo.   
El rabino Uriel Gudman, líder de los Lev Tahor instalados en el hotel Colonial, propiedad de la estirpe de los Valera Fuentes y diversas casas ubicadas en la cabecera municipal de Unión Juárez.

Es importante mencionar que Uriel Gudman es el encargado de todos los trámites administrativos; el único que habla español y quien es considerado el líder de este grupo de judíos.

En entrevista, el rabino Uriel Gudman habló para el Diario de Chiapas:

Tras su llegada al pueblo de Unión Juárez, se generó desconfianza en los habitantes, ante una posible intromisión en su forma de vida e imposición de su ley, ¿Qué dicen al respecto?

“Nuestra doctrina es la más difícil de todas, se tienen que cumplir estrictamente alrededor de 630 leyes, tal cual está escrito. Antes de que alguien quiera pertenecer a nuestra religión les preguntamos ¿Estás seguro? Claro, las puertas están abiertas. Nuestros principios nos prohíben ir de casa en casa o crear proselitismo en algún lugar, no es nuestro objetivo venir a predicarle a la gente”.
¿Entonces por qué están en Unión Juárez?
Nos recomendaron Chiapas, muchos nos pidieron venir para acá. Elegimos Unión Juárez porque este es un pueblo muy bonito, nos encantó el lugar, nosotros buscamos lugares alejados de la ciudad, de la aglomeración. Queremos rentar casas o comprar un lote para construir 50 cabañas aproximadamente (en Unión Juárez). Queremos un lugar apartado para no involucrarnos tanto con la gente, no queremos incomodarlos”.

¿Piensan establecerse aquí?
Para que veamos que tanto nos conviene estar en un lugar debemos analizarlo, es un proceso que no lleva dos semanas, son mínimo dos o tres meses. Depende de los factores. Viene en camino otro grupo de cien compañeros más, porque les recomendamos que es un pueblo muy bonito. Pero estamos en el proceso de analizar qué tan redituable es estar aquí.
¿Si deciden quedarse en Unión Juárez cuál será el beneficio, para qué se quedaran?
Nos gusta invertir, buscamos lugares para invertir millones, en Guatemala construimos una imprenta que tiene mucho éxito, construimos clínicas, traemos proyectos. Queremos crear fuentes de empleo, crear derrama económica (renta de casas, comida, mano de obra para construir casas) además buscamos lugares productivos porque le apostamos a la agricultura, lugares donde hay cerca agua para alimentar nuestros animales, sembrar frutas, vegetales. Proyectos de cultivo, invertir en café. Es decir traer beneficio acá, de ninguna manera queremos afectarlos.
¿Por qué los expulsaron de Sololá?
Eso fue hace tres años, inclusive el alcalde de ese lugar va ir a prisión un año y pagar una multa por expulsarnos sin razón, es un juicio que nosotros no tuvimos nada que ver, fue otra instancia que inicio la demanda y la ganó, nosotros no procedimos a hacerlo legal porque no somos de conflicto.
Vivimos por mucho tiempo allí, dejamos muchos amigos, rentamos casas y le invertimos mucho dinero en ese lugar. De un día para otro llegó la gente y nos dijo ya no los queremos aquí váyanse ahorita mismo y nos cortaron el agua y el suministro de energía eléctrica.
Les dijimos que nos dieran oportunidad de unos días para abandonar el lugar por los niños y las mujeres, nacieron muchos niños allí. Pero nos corrieron entonces nos fuimos a la capital de Guatemala.
¿Cuál fue el motivo exacto por el que la gente tomó esa decisión?
Al parecer gente de nuestra contra, que no nos quiere, llegó a meter cizaña que éramos gente mala que quería  hacerles daño y que no éramos judíos, que los usurpábamos para hacer mal (me mostró su pasaporte que decía que es de Israel para comprobarme que si es judío) entonces ellos se dejaron llevar y tomaron la decisión de expulsarnos.

Nos fuimos a la capital, pero no nos gustó, por ser ciudad, no queremos lugares así, es por eso que nos recomendaron Chiapas, que es un lugar tranquilo, que la gente no es conflictiva y optamos venirnos.

Tenemos estancia legal, la autoridad competente nos autorizó 180 días. El sustento y el dinero para su sobrevivencia de los más de 230 judíos radica en que tienen ingresos de una finca grande de mango y una imprenta que instalaron en Guatemala, la única en Centroamérica, que importan  a Estados Unidos diversos ejemplares de distintos impresos y que genera buenos dividendos.

“El mensaje es, si somos diferentes, eso no es algo malo. Generalmente los judíos ortodoxos nos dedicamos a orar, tres horas diarias. Llevamos la religión muy seria, yo pienso donde se pone mucha oración hay bendición. Estamos muy felices en México, en Unión Juárez y oramos por este bello pueblo”, dijo el rabino  Uriel Gudman.
Añadió que son judíos y no terroristas. Están en exilio, tienen la obligación de estar en paz, está prohibido pelear. Si hay problema, dicen dar las gracias e irse. Es la instrucción, la enseñanza del Torah, libro que contiene la ley y el patrimonio identitario del pueblo israelita, constituye la base y el fundamento del judaísmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario