martes, 27 de junio de 2017

ARMAGEDÓN / Alfredo A. Calderón Cámara / Garantizar justicia jurídica y social… / Columna / Mar Ju 27

Armagedón
“Péseme Dios en balanza de justicia y conocerá mi integridad...”
Job 31:6
Garantizar justicia jurídica y social…
Alfredo A. Calderón Cámara

El Estado de Derecho es el marco para el desarrollo de las actividades de los servidores del Poder Judicial; para ello, Jorge Javier Priego Solís, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia ésta convencido que la única manera de impulsar las actividades que permitan el desarrollo de la entidad es en el marco de la Ley; la ley es lo único que puede guiar a una sociedad tan heterogénea, tan plural y tan diversificada como la que hoy se tiene en el estado; por ello, uno de los principios rectores de Arturo Núñez Jiménez para gobernar Tabasco es mantener una firme aplicación de la Ley, que nadie se encuentre por encima del imperio de la Ley o arriba de privilegios del Estado de Derecho; por eso, la aplicación de la Ley es imprescindible para que se viva en el orden, la paz y la tranquilidad que reclama la sociedad, ante la brutalidad de la delincuencia organizada.

Por ello, el discurso Priego Solís, Presidente del Poder Judicial y del Consejo de la Judicatura, al entrar en funciones el Juzgado Segundo Civil de Primera Instancia del Tercer Distrito Judicial en Jalpa de Méndez fue claro: “Tabasco requiere seguridad y justicia, por eso, en el Poder Judicial hacemos frente a nuestras responsabilidades, atentos a las demandas sociales, pues estamos obligados a coadyuvar en la consecución de dichos anhelos, además las y los ciudadanos tabasqueños lo merecen, hemos estado cambiando y lo seguiremos haciendo, estamos fortaleciendo la impartición de justicia en este municipio, es momento de redoblar esfuerzos, los cambios han sido necesarios, para lograr los retos propuestos, pero aún hay metas que alcanzar”. Reconoce el titular del Poder Judicial que se sigue a tiempo atendiendo los reclamos sociales, se evalúa dichos reclamos y gracias a ellos el cambio del Poder Judicial no ha parado, sino se están fortaleciendo para alcanzar los retos y las metas fijadas.

Nadie niega que cierto es que aún se hay mucho terreno que ganarle a la desigualdad, pero juntos se tiene que recorrer el terreno que todavía les falta; que los ojos de la justicia no miran ni deben mirar la condición social de los juzgados para orientar su acción; por ello, la petición expresa del Magistrado Presidente es que la mano que sostiene la balanza mantenga firme el pulso para equilibrar razones y contra razones y que la espada dicte siempre sentencias justas por eso Priego Solís en presencia de Núñez Jiménez pidió a quienes servirán en la administración de justicia: “los servidores judiciales que inician sus actividades en este nuevo juzgado tienen la alta encomienda de conducirse con responsabilidad, honestidad y eficacia, pues en el Poder Judicial estamos conscientes que las necesidades sociales requieren ser atendidas y por eso, aquí nos encontramos haciendo realidad nuestro compromiso de impartir justicia de forma eficiente”.

Habrá que entender que la sociedad no deja de reclamar que al juzgar se tenga en cuenta que detrás de cada expediente hay una vida o varias vidas, que los vaivenes de la economía no debieran tergiversar el espíritu de las leyes; por ello, Jorge Javier Priego a boca jarro les dijo: “La administración de justicia es la vía para el desarrollo social y democrático, seguramente la mejor y la única, cuando es confiable, eficaz, expedita y transparente, para superar problemas de tensión social y ciudadano. Y es en esa administración de justicia que la creación de nuevos espacios se presenta como un complemento de ella. No se trata sólo de una apertura de un nuevo Juzgado Segundo Civil, sino de un centro generador dejusticia, que como órgano y función del Estado moderno, tiene un valor social prioritario e indispensable como instrumento público para la solución de conflictos”. Así, sin cortapisas, el resumen dicta que Priego Solís frente Núñez Jiménez deja sentir que el ejercicio del poder exige servidores públicos con una vocación inquebrantable, capaces de garantizar justicia jurídica y social…

EL SEPTIMO SELLO
Otro de los conceptos de Priego Solís que merecen espacio es: “Así, el proceso judicial tiene un papel fundamental en la construcción de la vida democrática de las sociedades como garantes de derechos y de certeza jurídica, y por tanto del imperio de la ley y del Estado de derecho”…

LA SEPTIMA TROMPETA
La justicia genera la credibilidad social. También puede revisar esta columna en el portalhttp://www.elimparcialdetabasco.com/. A sus órdenes al teléfono 9932951489.

No hay comentarios:

Publicar un comentario