miércoles, 22 de marzo de 2017

Reciben la Primavera en las 10 zonas arqueológicas de Chiapas / Miér Mar 22

Lizeth Coello / Francisco Mendoza/ Diario de Chiapas
Cientos de personas en Chiapas, a través del Movimiento Gnóstico A.C., acudieron a las 10 zonas arqueológicas con las que cuenta Chiapas abiertas al público, del 18 al 21 de marzo para hacer rituales con motivo del equinoccio de primavera.
Dicho movimiento es una asociación civil sin fines de lucro dedicada al estudio, recopilación, difusión de la gnosis y de la cultura mexicana alrededor del mundo.
En Chiapa de Corzo, María Ablores de la Ciudad de México, comentó que como cada año acuden a una zona arqueológica en el inicio de la primavera para cargarse de energías positivas.
“A través de este movimiento nosotros hacemos un ritual maya, antes de hacía con penachos, ahora nos vestimos de blanco, nos quitamos loz zapatos y nos colocamos en la parte alta de una ruina para recibir las buenas vibras”, explicó.
De acuerdo al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se registró desde el  sábado al mediodía las visitas que se hicieron de manera ordenada, lo que evitó incidentes personales y daños al patrimonio arqueológico.
El operativo de seguridad aplicado por el INAH contó con el apoyo de cuerpos policiacos y servicios de salud estatales y municipales en los sitios que reciben mayor cantidad de visitantes.
Dentro de la zona arqueológica de Palenque se recibieron  13 mil 370 personas, siendo una de las más visitadas a nivel nacional.
La entrada de la primavera se registró el lunes 20 de marzo, día en que concurrió gran número de personas a los sitios arqueológico.
El ingreso del público a las zonas arqueológicas se dio de manera ordenada a partir de las 8:00 y hasta las 17:00 horas.
A lo largo de la jornada, personal del INAH dio las recomendaciones a los visitantes para el cuidado de los vestigios culturales, como evitar el ascenso a las estructuras prehispánicas acordonadas, además de la vigilancia de las áreas restringidas.
Equinoccio de Primavera…
Tiempo de equilibrio y de renacimiento
El equinoccio de Primavera o vernal, marca el cambio de estación, donde despedimos al invierno y recibimos a la siguiente estación; es por este motivo, que durante los primeros días de primavera, muchas personas visitan zonas arqueológicas, donde ocurren sorprendentes eventos arqueoastronómicos, para realizar rituales que los hagan conectarse con la madre tierra y de esta forma equilibrar la luz propia para obtener tranquilidad espiritual.
El equinoccio es el fenómeno astronómico mediante el cual el día adquiere una duración igual al de la noche, esto quiere decir equilibrio, que la luz y la oscuridad no predomina la una sobre la otra.
Es precisamente un equilibrio el que las personas que llegan a los centros prehispánicos a realizar el ritual de carga de energía, buscan.
Este fenómeno ha tenido gran importancia para diferentes culturas en todos los tiempos y áreas de conocimiento, que, a su vez, han propiciado la creación de extravagantes mitos y rituales.
En la mayor parte de pirámides prehispánicas ya sea en Oaxaca (Monte Albán), En la Ciudad de México (Teotihuacán), o hasta en nuestro estado (Palenque, Chiapa de Corzo, Chinkultik, Bonampak), la presencia de personas a medio día se da para ser parte de este fenómeno.
Las personas se visten de blanco, pero siempre con alguna prenda de color rojo, y al llegar a la cima fijan la vista en el horizonte, para observar las tonalidades del paisaje, éstas cambian a cada momento en esa aurora equinoccial.
Siguiendo un ritual de orígenes inciertos, alzan los brazos, con las palmas hacia el frente, mientras el sol sube por las montañas, acompañado de los primeros rayos, que de inmediato tiñen de tonos rojizos el paisaje, las pirámides, el ropaje de los asistentes y las palmas de miles de manos extendidas hacia él.
Algunas personas asisten porque creen que están siguiendo los pasos de sus ancestros, al pedirles a los dioses energía y salud en este día; algunos grupos de New Ages aseguran que en el equinoccio, el hombre se encuentra en un lugar único en el cosmos, cuando los portales de energía se abren.
En referencia
El punto vernal se convirtió en la referencia para medir el paso de los años y el equinoccio de primavera fue el comienzo del año en prácticamente todos los calendarios de la antigüedad, y en varios calendarios aún vigentes como el persa o el indio.
El equinoccio de primavera puede darse, a lo sumo, en tres fechas distintas a lo largo del siglo XXI, pudiendo iniciarse en los días 19 al 21 de marzo (fecha oficial española). El más primaveral más tempranero será el del año 2096 y el inicio más tardío, el de 2003.
Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).
Aprovecha para la cosecha
La primavera es época de cosechar y agradecer, estimulante para dar y ofrendar de las mismas gracias que se traen al nacer; todos los seres del planeta nacen y desarrollan algo propio y único para aportar al pote de la colectividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario